Las plagas son provocadas por circunstancias que favorecen su presencia, esto puede ser la basura, humedad, lugares poco limpios, restos de comida, cartón, etcétera. Y es que estos animales necesitan agua y comida y es imposible dejar de tener comida en nuestros hogares, pero lo que podemos a ver es tomar medidas de prevención que nos ayuden a que las plagas se vayan de nuestro hogar.

Mantén tu casa limpia, sobre todo aquellas zonas en donde se puedan quedar restos de alimentos como la cocina o incluso el comedor.

Guarda tus alimentos en recipientes herméticos, de esta forma evitarás que animales no deseados se acerquen a tu comida.

Deposita siempre la basura en bolsas perfectamente cerradas, si es posible sepárala en orgánicos e inorgánicos y deshazte lo más pronto de los residuos orgánicos.  

Evita los sistemas de aire acondicionado, estos guardan mucha humedad y es muy probable que se puedan generar termitas.

No acumules revistas, periódicos o cartón, estos materiales también guardan mucha humedad y es muy posible que sea el hogar preferido de una que otra plaga.

Lava tu ropa de cama a alta temperatura y cambiar tus sabanas y cobijas frecuentemente.

Sella las entradas de tu casa, pues cualquier lugar es perfecto para que las plagas entren a tu hogar.